[
S.E. Bokar Rimpoché

Bokar Rimpoché nació el 15 de octubre 1940 en un pueblo de granjeros de las altas tierras áridas del oeste de Tibet. A los cuatro años de edad fue reconocido como tulku de Karma Sherab Eusser.

Karma Sherab Össer (1890-1939) fue un monje nacido en Kham que, en cierto momento de su vida quería hacer una peregrinación a Lhasa. Aprovechó la oportunidad para visitar al Decimoquinto Karmapa en su monasterio de Tsurphu, cerca de la capital tibetana. Sin haber tenido inicialmente la intención, demoró allí varios años, instalado en una cueva cerca del monasterio, deviniendo un discípulo cercano del Karmapa. Posteriormente decidió seguir su camino hacia el oeste, para efectuar el peregrinaje de la más sagrada de las montañas del País de las Nieves, el monte Kailash. Fue un viaje de varios meses. Unos quince días antes de llegar a su meta, se detuvo en una cueva que le pareció muy propicia para la meditación, La Cueva del Palacio Celestial, cerca de una altura llamada «Bokar» (o Burkar), que significa «Colina Blanca». Allí emprendió la práctica de mil nyung-ñe (días de ayuno completo alternados con días de ayuno parcial).

Su estancia en la cueva duró aproximadamente tres años. Su ayuno terminó y no deseaba especialmente quedarse en esa región, donde solo el desvío del camino de peregrino lo había conducido. Los habitantes de la zona, sin embargo, habían concebido hacia el tanta fe y tanta devoción que le insistieron de permanecer entre ellos y establecer un monasterio. Para forzar la decisión del venerado ermitaño preguntaron al Decimoquinto Karmapa de apoyar su solicitud. Él lo hizo de buena gana y Karma Sherab Össer no pudo hacer otra cosa que inclinarse ante la voluntad de la cabeza de su linaje. Permaneció en la región y, deviniendo responsable de la comunidad, fundó el monasterio de Bokar, «Bokar Gompa». Deviene así el primer Rimpoché de la Colina Blanca, el primer «Bokar Rimpoché».

Cuando murió, fue gracias a las indicaciones dadas por el joven Decimosexto Karmapa que fue encontrado su tulku, a algunos días de camino del monasterio. El nuevo Bokar Rimpoché fue entronizado y comenzó su formación tradicional a Bokar Gompa. A la edad de trece años, partió a Tsurphu para continuar sus estudios cerca del Karmapa. Allí permaneció tres años, luego regresó a su monasterio.

Cuando entró en su vigésimo año Bokar Rimpoché se fue nuevamente a Tsurphu para efectuar allí el tradicional retiro de tres años, sin contar con acontecimientos dramáticos. Era el 1959 y las tropas chinas habían invadido el Tibet. Se encontró atrapado en la tormenta de Lhasa recientemente ocupada por el Ejército Rojo y no es sin dificultades que el pudo salir de allí y retornar a Bokar Gompa.

El joven Rimpoché comprendió de inmediato de el infierno se iba a abatir sobre el Tibet y que debía huir, aunque su región quedaba momentáneamente preservada. Invitó a aquellos que deseaban ir con él, y tomó así el camino del exilio, en compañía de un grupo de alrededor de setenta y cinco personas, seguidos por yaks, cabras y ovejas. En pleno invierno, arrasados por tormentas de nieve, perseguidos por los Chinos, atravesando cumbres de cinco mil metros, pudieron, después de quince días de marcha y a costo de enormes dificultades, cruzar la frontera y encontrar refugio en Nepal, en la provincia de Mustang. Poco tiempo después, los Chinos arrasaron enteramente el Monasterio de Bokar.

Bokar Rimpoché permaneció algún tiempo en Nepal, luego fue a Rumtek, en Sikkim (entonces independiente), para residir cerca del Karmapa, quien había establecido allí su cuartel general en el exilio. Su deseo no fue concedido que solo en parte. Si pudo rencontrarse con el Karmapa, de hecho no pudo permanecer mucho tiempo cerca de Él. Debido a la enfermedad de un anciano sirviente que lo acompañaba, se vió obligado a regresar a Darjeeling y a establecerse allí.

Esta circunstancia fue un punto de inflexión en su vida. Al no saber donde vivir, encontró un lugar improvisado donde albergar en el recinto del templo de Bhutya Busty. Ahora bien este templo albergaba otro lama en el exilio: Kalu Rimpoché. De este modo el destino ató la conexión que iba a hacer del tulku de Bokar el más próximo discípulo del gran maestro venido de Kham. Esto es también el hecho que izo entrar Bokar Rimpoché en relación con el Linaje Shangpa, ya que hasta entonces su formación lo había introducido únicamente a las enseñanzas del Linaje Karma Kagyu.

En efecto, algunos años después de la llegada de Bokar Rimpoché a Darjeeling, se encontró con que Kalu Rimpoché recibió en regalo un terreno en Sonada, pueblo situado a unos quinces kilómetros de distancia. Kalu Rimpoché en seguida concibió el proyecto de edificar allí un monasterio y, además, un centro de retiros de tres años. Bokar Rimpoché, que desde hace tiempo aspiraba profundamente a llevar a cabo tal retiro, sintió una gran alegría y participó con entusiasmo a la construcción, hecha con los medios disponibles, a falta de dinero. Tres meses bastaron para acabar los trabajos y el retiro comenzó. Fue consagrado a las prácticas del Linaje Shangpa y Kalu Rimpoché venía personalmente a transmitir las iniciaciones y las instrucciones a los discípulos. Es de esta manera que Bokar Rimpoché pudo, durante estos tres años (1964-1967), asimilar con felicidad este nuevo linaje que se le ofrecía.

En el curso del segundo retiro de Sonada Bokar Rimpoché continuó residiendo en el centro, sin embargo no siguió plenamente el programa de las prácticas. Por un lado era libre de ir y venir, y por otro lado Kalu Rimpoché le confió la tarea de guiar a su falta a los nuevos retirantes, asumiendo el rol de drup pön.

Por otra parte participó enteramente en el tercer retiro (1971-1974), feliz que Kalu Rimpoché había accedido a su petición de que fuera consagrado al Linaje Karma Kagyu, este hecho cumplió el deseo al cual se había opuesto el ejército chino invadiendo Lhasa alguno años antes. Esta formación le permitirá posteriormente responder a la petición del Karmapa quien lo eligió para ser el drup pön del centro de retiros de Rumtek.

En total Bokar Rimpoché se habrá mantenido más de veinticinco años con Kalu Rimpoché, acompañándole hasta incluso en sus últimos momentos.

Bokar Rimpoché describe así las cualidades del Venerable Kalu Rimpoché y resume la devoción que sentía por su maestro:

«Al principio, de hecho, veía en el un buen lama, a quien respetaba y en el cual confiaba, pero no experimentaba ningún sentimiento especial de fe o devoción. Después, gradualmente, a lo largo de los años, he ido percibiendo sus inmensas cualidades. Eran realmente tan profundas que era imposible tomar consciencia de ellas de golpe. Cuanto mas le descubría, mas se fortalecía mi fe y mi devoción, hasta que adquirí la certeza de que Kalu Rimpoché era uno con el Buddha Portador del Diamante.»

Cuando terminó sus retiros a Sonada, Bokar Rimpoché pensó de retirarse en una ermita, pero Kalu Rimpoché lo disuadió, aconsejándole en su lugar que sería recomendable seguir su vida en el entorno monástico.

En 1984, visitando Mirik, no lejos de Sonada, un lugar que le parecía propicio, hubo la idea de fundar allí un pequeño centro de retiros consagrado a Kalachakra. Kalu Rimpoché aprobó este proyecto y le adelantó incluso los fondos necesarios para la construcción. Sin embargo, aquel que en principio no debía ser más que un modesto lugar de práctica, deviene a lo largo de los años un monasterio cada vez más grande. Hoy en día agrupa cerca de doscientos monjes, comprende numerosos edificios, incluyendo dos grandes centros de retiros donde son enseñadas las prácticas karma kagyupas y shangpas.

Una otra actividad importante de Bokar Rimpoché comenzó en 1992, cuando decidió organizar en india un seminario para los occidentales, concediéndoles una formación gradual y asistida en el camino de la Gran Unión (Mahamudra). Estos seminarios se prosiguieron a continuación cada año, permitiendo a cientos de personas abordar con éxito la esencia de la Enseñanza y de de ponerla en práctica en su entorno de vida habitual.

Después de haber estado cerca del decimosexto Karmapa, Bokar Rimpoché entre tanto tuvo una relación íntima y mística, animada por una inmensa devoción, con el joven decimoséptimo Karmapa, nacido en 1985, que encuentra por primera vez en 1992 durante su entronización en Tibet. Después de la huida del Karmapa en India, lo volvió a ver muy a menudo transmitiéndole numerosas enseñanzas.

Bokar Rimpoché falleció súbitamente de un ataque cardíaco el 17 de agosto del 2004, cuando se encontraba en su 64o año de edad. Aunque sus funciones vitales se habían arrestado, su mente permaneció en meditación profunda durante tres días. Diversas manifestaciones milagrosas también siguieron su partida de este mundo: arcos iris, perlas santas cayéndose de su cuerpo sagrado llevado en procesión alrededor del templo, apariciones a sus discípulos en el mundo entero …

Su Santidad el decimoséptimo Karmapa expresa el amor que sentía por Bokar Rimpoché escribiendo después de su muerte estas líneas:

«El Señor de refugio Bokar Rimpoché (1940-2004), sostenedor sublime del Vinaya y de los Tantras, desde el momento en el cual tomó nacimiento en este mundo hasta que partió mas allá del sufrimiento, realizó con bondad una vasta actividad para mantener, proteger y expandir la doctrina de Buddha en general y particularmente aquella del linaje de la práctica. ¿Aunque nuestro cuerpo fuese reducido en polvo, esto sería suficiente para devolverle todo aquello que le debemos?

Rezo para que, en todas nuestras vidas futuras, yo mismo y mis semejantes, discípulos huérfanos e indignos, seamos capaces de seguir el ejemplo que nos ha dado este guía sublime; rezo para que, deviniendo los herederos de aquellos que poseen el secreto de la vía santa en su integridad, sepamos conducir a todos los seres al Despertar insuperable. Ojalá podamos realizar todos los deseos que Bokar Rimpoché ha concebido para el bien de todos los seres del Universo y pueda su reencarnación santa y sin fallo retornar rápidamente con nosotros.»

– Para una biografia completa de Bokar Rimpoché ver «Bokar Rimpoché, el lama de la blanca colina» de Ediciones Dharma.

Los comentarios están cerrados.